• Atilio Flores

WandaVision: la entrada de marvel al multiverso de la tv


Por: Atilio Flores

Calificación: 4/5


«WandaVision» llegó a Disney Plus con mucha ambición, con el peso de dar continuidad a un universo de películas que por sí mismas resultan un enredo para aquellos que no están acostumbrados a seguir todas las pistas al vasto universo de Marvel Studios.


La miniserie de nueve capítulos presenta el clímax del romance ideal de la inusual pareja de superhéroes Wanda (Elizabeth Olsen) y el androide Visión (Paul Bettany). La serie no resulta compleja si se tiene al menos una noción de los personajes que, de una u otra forma, han estado presentes en la gran pantalla desde «Los Vengadores: la era de Ultrón», en 2015.

La trama central de la misma conlleva a desentrañar a los protagonistas, sentir su humanidad, su dolor, su razón de ser, algo que pocas veces fue tocado en las películas o que simplemente quedó presentado como un referente de los cómics.


La premisa es sencilla: ocultarse de la vida de héroes, pasar desapercibidos en el vecindario y tratar de encajar en una vida «normal» en Westview, Nueva Jersey. Lo ingenioso está en recrear un homenaje a las series de comedias situacionales que han marcado las diferentes décadas de la televisión americana, al hacer guiños estupendos en el diseño de la producción y del vestuario a las series como el «Show de Dick Van Dyke», «I Love Lucy», «Hechizada», «Mi bello genio», «Malcom, el de en medio» y «Modern Family», permeados al estilo de «The Twilight Zone».

Cada episodio se vuelve una sagaz recreación de estas series de antaño que pasan incluso del blanco y negro al color y que se van entretejiendo en un sincretismo que se envuelve en el misterio y la tragedia en la medida que conocemos la historia personal de Wanda junto con Visión, la cual encamina a descubrir qué es lo que realmente acontece y que sirven para catapultar ese «cliffhanger» hacia el siguiente suceso, para ver hasta donde es capaz de controlar todo lo que vemos. Todos sabemos que Visión fue asesinado por Thanos en «Avengers: Infinity War» (2018), la pregunta eterna es ¿cómo sigue aquí con vida?


Los episodios parecen sumergirse en más dudas que respuestas en cuanto el drama se torna por momentos oscuro, algo que Marvel no estaba acostumbrado a hacer en sus películas. Marvel se aleja del abuso de efectos computarizados y abona a la recreación clásica de la televisión. No obstante, lo original concluye hasta que retoma la fórmula de Disney en los últimos episodios.

Pese a ello, una carta que juega muy bien es el reflejo que proyectan los episodios al encaminarnos a superar las fases del duelo a medida que la serie va progresando. Esta exploración traspasa el dolor de la historia de Wanda y cómo se niega a su realidad: se hunde en la negociación, en la ira, la depresión, y por último en la aceptación, la misma que nos cala al sentir la catarsis de su personaje.


Elizabeth Olsen logra con ello la consagración de su papel como Wanda, demostrando sus grandes dotes de actriz que la vuelven un ícono en cada estadio que marca la serie, consiguiendo una empatía visual imponente, que culmina en el deseo de seguir esperando conocer más de lo que oculta su personaje; del mismo modo que la actriz Kathryn Hahn como Agatha Harkness se roba cada escena con su carisma inigualable.

Sin duda, Marvel Studios explora una dimensión experimental, disonante y mágica que no se ve desde «Doctor Strange» (2016), lo que proyecta un mundo que encierra misticismo en esta cuarta fase de películas y series que busca la «Casa de las Ideas» al otorgarle protagonismo a estos héroes, que yacieron en un segundo plano.


Es de ver cómo evoluciona esta nueva extensión de su universo infinito de personajes. Pero algo es seguro: Wanda llegó para ser la reina.


Puedes conocer más sobre detalles de la serie en el siguiente infográfico publicado en Diario El Salvador:

(Para verlo en alta definición: https://bit.ly/3sj7oaQ)






¡Gracias por suscribirte!

Anunciantes