• Atilio Flores

La La Land: La nueva era de los musicales

Actualizado: jul 28


Calificación: 4/5

Por: Atilio Flores


Probablemente el concepto de un musical para las audiencias del siglo XXI es sinónimo de un tedio innecesario que conlleva ahorrarse una entrada al cine, sin embargo, La La Land logra retomar a viento y popa un nuevo concepto dentro de este género del cine.


A parte de estar nominada a 14 premios de la Academia, exaltando las actuaciones de Emma Stone y Ryan Gosling como los protagonistas de este filme, es de valorar los detalles que la vuelven un despliegue visual y argumental que captura la atención, no sólo de la crítica, sino también de los cinéfilos empíricos.


Con una historia llena de colores, La La Land nos transporta a finales de los años 90's, presentándonos a Emma Stone como Mia, una camarera que busca ingresar al mundo de la actuación y a Ryan Gosling como Sebastián, un joven jazzista que desea abrir su propio bar y rescatar la cultura de este género musical, que se ve amenazado por la turbulencia del mundo electrónico. 

El desarrollo musical está impregnado por la época clásica del cine musical de los años 40's, cargado de composiciones musicales originales que se vuelven una delicia acompañados de la dulce voz de Stone y la melodía del piano junto a la melancolía de Gosling. Los temas evocan muy bien los sentimientos acorde a las situaciones que experimentan los actores en su arco romántico volviéndolo una fusión acertada al conectar con los espectadores, que recuerdan en cierta mediada a las sentidas en “Up, una aventura de altura” o “Ratatouille” compuestas por Michael Giacchino.


La La Land, no sólo atrapa musicalmente, su fotografía se complementa muy bien con el diseño de producción, cada cosa tiene un lugar muy importante que se despliega en una manera muy creativa con el uso de cámara y la iluminación, creando un espectáculo visual que no pasa por desapercibido creando una sensación única, sin caer en un abuso en la utilización de las partituras como lo hemos visto recientemente en “Into the woods” y “Los Miserables”.


La química de los actores es muy convincente, un romance tierno, dulce, “chapado a la antigua”, algo que le asienta bastante a Gosling como lo hemos visto antes en “el diario de una pasión”, algo que no se ve todo los días, recordándonos que el amor esta en lo inesperado, en lo que no se planea, pero que siempre esta ahí para impulsarnos a cometer las locuras necesarias para volverlas valentía y enfrentar la vida con un poco más de suavidad, aunque a veces este mismo sea un obstáculo para continuar adelante.

Si bien, los papeles que interpretan Stone y Gosling, no son los mejores comparados a otras producciones en las que han participado, la naturalidad de los mismos hace que su actuación sea fresca y sensible. No obstante, la actuación de John Legend se siente un poco forzada en cuanto al peso que tiene como una marca personal, lo cual no abona al filme.


Lo que hace grande a La La Land es el reflejo acertado de la realidad entorno a cumplir nuestros sueños y los sacrificios que tenemos que hacer para volverlos realidad, pese a que el fracaso probablemente este a la orden del día, pero que dependiendo de la actitud con que se enfrenten y a la perseverancia que se tenga con los mismos logrará trascender el sueño para volverse una meta y, por ende, una realidad, sin caer en los hubiera...


Luego de un somero análisis, ¿Estará sobre valorado el filme creado por Damien Chazelle? Probablemente si; sin embargo, siguiendo la tendencia de la historia del Oscar, La La Land es un vivo rescate del cine musical, creando posiblemente, una nueva era para el mismo... pues la vida es mejor con música y baile...

#LaLaLand #LaCiudadDeLasEstrellas #RyanGosling #EmmaStone #DamienChazelle #Musicales #Hollywood #JohnLegend #Oscars2017 #CineClásico #Melodrama

0 vistas

Anunciantes

3812.jpg

San Salvador, El Salvador

atiliofloresocp@gmail.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono de Flickr
  • White Twitter Icon

¡Contáctame será un placer conversar contigo!

Todos los derechos reservados.  Atilio Flores © 2020