• Atilio Flores

Eternals: la cosmovisión de la eternidad en Marvel

Por: Atilio Flores

Calificación: 3/5


Son pocos los productos de Marvel Studios que generan una disonancia dentro de su universo de héroes, aquellos que se alejan de la fórmula que por años han cultivado, y, aunque parece irrefutable al éxito, muchos empiezan a notarla gastada y repetitiva. Por ello, la cinta de «Eternals» o de los «Eternos» ingresa a esa corta lista de lo diferente.


En efecto, hasta sus personajes son poco familiares para la cultura popular, pues no se trata de aquellos con los que el estudio apostó para la creación de todo el universo cinematográfico con que cuenta y marca su referencia en el cine de superhéroes contemporáneo y que entrelaza a docenas de personajes con historias cada vez más complejas. «Eternals» pretende desarrollar su cosmovisión, una que trasciende incluso a lo mostrado en la serie «Loki» o en la construcción del multiverso con Doctor Strange.

Desde su concepción y mercadotecnia, «Eternals» ha demostrado ser una apuesta ambiciosa y pretenciosa. No es para menos con un elenco multiétnico que tiene a la cabeza a Angelina Jolie, Salma Hayek, Gemma Chan, Richard Madden y Kit Harington, quienes son dirigidos por la ganadora del Óscar por «Nomadland» (2021), Chloé Zhao, marcando un aire totalmente único entre lo heroico, lo divino y lo humano.



«Eternals» muestra los orígenes del universo según los cómics de Marvel y los propósitos de los Celestiales, inmensos y poderosos seres cósmicos que utilizan a las especies de vida inteligente para la creación de otros Celestiales, tomando como base los planetas de estos para continuar el flujo de la vida conocida. La misión de los Eternos: detener el surgimiento de uno de ellos en las entrañas del planeta Tierra antes de que acabe con toda la vida de este. Pero ¿cómo luchar contra algo para lo que fueron realmente creados? Ese es el enigma que deberán resolver los Eternos a lo largo de la cinta.

Bajo los dilemas que parecen romper la moral y el punto filosófico del determinismo, el creacionismo y abonar al panteísmo, «Eternals» se desenvuelve con una narrativa lenta y a la vez intrigante. Cuidada en la estética y en los detalles, se acompaña de una fotografía característica de su directora y una banda sonora que invoca a lo divino al presentarnos a sus personajes: 10 poderosos seres creados por los Celestiales y que son conocidos como los Eternos. Estos dioses-héroes tienen el fin de ayudar a los seres de los universos a evolucionar en el desarrollo de sus habilidades cognitivas para que los Celestiales se alimenten de su energía.



Si bien hasta este momento resulta bastante larga la explicación del trasfondo de su historia, su problema no reincide en la propuesta, sino en la forma como maneja a demasiados personajes, a los cuales trata de darle a cada uno su tiempo en pantalla sin que parezca un cameo forzado de un actor o personaje. No obstante, pese a que sobrepasa las dos horas y media, es lamentable que, contando con un elenco coral, no cuente con al menos una actuación memorable, pues tiene tantas historias que quedan puestas en el tablero que parecen actuar como relleno por no saber hilarlas y sentirlas orgánicas, principalmente por el uso recurrentes de «flashbacks» y saltos prolongados en el tiempo.

Ese problema hace que no podamos empatizar con los personajes de una manera natural, que nos haga sentir que incluso sus sacrificios o muertes dentro de la historia valgan la pena o que nos conecten emocionalmente, como lo logró el desarrollo por separado de cada personaje del universo de héroes en películas individuales antes de concretarse en la famosa cinta de «Los Vengadores» (2012) y cada una de las secuelas del grupo de héroes que concluye con «Avengers: Endgame» (2019).



Asimismo, el mismo tiempo se vuelve el enemigo del filme al tratar de condensar historias individuales que conllevan a escalonar y discernir qué caracteriza a cada Eterno y su significado para con los hombres. Del mismo modo, los «Desviantes» parecen ser utilizados de relleno que nadie recuerda ni siquiera en la cinta, ya que la misma marejada y los giros en el guion los relegan a tal punto que, de ser los antagonistas en un principio, terminan por ser irrelevantes para el filme.


Para bien o para mal, Marvel logró romper una fórmula gastada. Probablemente el producto final sea como sus protagonistas, que pasan sin pena ni gloria. No es una película que marque trascendencia para el género, pero sí para la casa que la produce, que se ha atrevido a mostrar algo más allá de lo que la caracteriza.


Si no conoces nada sobre los Eternos te invito a que veas el siguiente infográfico que diseñé y escribí sobre ellos en el siguiente enlace o dando click en la imagen de abajo: https://bit.ly/3KGOAwK




Este artículo fue publicado en Diario El Salvador el 25 de enero de 2022 por el autor.

88 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Gracias por suscribirte!